Web, uncanny valley y prosumers

El principio de todo es la web 2.0, de aquí nace la necesidad de la interconexión entre usuarios,  ya que nosotros forjamos los contenidos y a su ves consumimos ese contenido somos: (prosumers) y no como en una web 1.0 del la era Mesozoica creada por las grandes empresas y nosotros eramos zombies en busca de información, nos comíamos todo lo que ellos nos decían sin poder opinar de sus productos y/o servicios.

Los seres vivos son por naturaleza sociables y más los seres humanos con capacidad de recibir información, interpretarla y tomar decisiones a partir de una simple frase formada por dos palabras, es por ello que aparecen estas redes sociales en las cuales por necesidad necesitamos estar enterados y en comunicación con otras personas alrededor del mundo o aun que estén a la vuelta de la esquina, pero no sólo se reduce ahí esta participación de nosotros con otros, las empresas adquirieron un conocimiento y están empezando a escuchar a sus prosumers o consumidores que en realidad somos los que tenemos el poder de la decisión final entre comprar su producto o el de la competencia, ya sea por precio, estética, promoción, tamaño e incluso el servicio si es de buen o de mala calidad. Es aquí el parte aguas de las grandes empresas que se empezaran a fusionar con otras para ser más globales y/o más ricas (hablando de una integralidad en calidad) sin dejar en el olvido los cientos de comentarios a diario, el efímero “ilike” de un simple post de Facebook o en las diferentes aplicaciones  de redes sociales que aparecerán en el futuro (no muy lejano), que como bien lo dice Enrique Dans en su teoría de el share:

”  A la hora de entender qué lleva a las personas a llevar a cabo este tipo de acciones, debemos irnos a los modelos de usos y gratificación: hacemos algo por algún tipo de motivación que conlleva una gratificación implícita o explícita. La reciente entrada de Seth Godin acerca del tema, “I spread your idea because…“, contiene algunas claves interesantes que seguro hacen que se nos vengan a la cabeza ocasiones recientes en las que hemos compartido algo en la web:

  • Economías de escala, tu servicio – que yo ya utilizo – funcionará mejor para mí si mucha gente lo usa
  • No tengo elección, cuando uso tu producto, extiendo la idea quiera o no (la manzanita luminosa de Apple, la firma de los correos de Yahoo! o Hotmail)

Y así como estos dos ejemplos muchas más, que por “seguir” patrones aceptamos lo que nuestros grupos con los que nos relacionamos dicen o hacen

Retomando el tema de los seres sociables, lo que nos dice el “uncanny valley”, es que los robots con una fisionomía muy similar a la de los humanos, nos causa repulsión o inmediatamente rechazamos esa inteligencia artificial, tal cual lo explica Masahiro Mori en su hipótesis. si fuera un muñeco de peluche con la fisionomía de un humano, es probable que lo adaptemos a nuestro entorno, es por ello que vemos chistoso un ratón con pantalones cortos manejando un barco a vapor, o a un señor cara de papa con mucha inseguridad a lado de otros juguetes, es por que los gestos son parecidos a los nuestros; también está el ejemplo de los zombies, muertos vivientes que se comen nuestros cerebros y acaban todos ellos atrapados en un granero en Nebraska o en un centro comercial que al fin y al cabo tanto los zombies como los muertos, robots etc. entran en ese “uncanny valley”.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s